Montecristi

Montecristi fue descubierta por el Almirante Cristóbal Colón en su primer viaje. En su paisaje destacan las minas de sal, que ofrecen una deslumbrante vista, y el Parque Nacional de Montecristi, un bosque seco subtropical, con abundante variedad de vegetación y una fauna rica. Allí habitan 11 especies de reptiles, incluyendo el cocodrilo americano y numerosas aves, entre las que abundan el pelícano, el flamenco, la tijereta, la paloma y la golondrina.

A sus siete cayos, llamados “Los Siete Hermanos”, llegan cada año bandadas de aves desde la Florida. De impresionante majestuosidad y belleza es el Morro, desde donde se domina toda la bahía con sus cayos y su sistema de lagunas costeras.

Uno de sus grandes atractivos turísticos lo constituyen los esteros o caños navegables cubiertos de mangles. En el Caño de Estero Hondo destaca la presencia de más de 20 especies de manatí, un mamífero marino en peligro de extinción.

La zona tiene también una reserva científica, en Villa Elisa; el famoso reloj de cuerdas del siglo pasado y el museo del general dominicano Máximo Gómez y el libertador cubano José Martí. Destaca la arquitectura victoriana de la ciudad principal, San Fernando de Montecristi.

Montecristi cuenta con una buena oferta de habitaciones hoteleras. En su propuesta gastronómica se destacan opciones modernas, frescas y competitivas, como la que ofrece Lilo Café Restaurante.

El Centro de Interpretación de la Sal es considerado como una excelente iniciativa de diversificación de la oferta turística local que retoma este elemento cultural rodeado por una riqueza natural exquisita. La visita al Centro de la Sal empieza por la vista espectacular de El Morro y continúa con una importante avifauna que allí se concentra diariamente y que va desde los rosados flamencos, pasando por cucharetas, playeritos o garzas azules, entre otras especies. Culmina con un recorrido por una plataforma de madera que contiene señalización puntual de interpretación del proceso de extracción de la sal y de cómo funciona este ecosistema.

Montecristi cuenta con un Centro de Información Turística (CIT) en la Casa Doña Emilia.

 

¿Sabías que? En Montecristi se encuentra el único Centro de Interpretación de la Sal del país. Aquí se puede apreciar la manera en que más de cuatro generaciones han producido artesanalmente sal marina a partir del agua del mar.

¿Sabías que? La Casa Doña Emilia fue traída desmantelada en 1895 desde Paris y armada en Montecristi convirtiéndose en una joya arquitectónica hasta nuestros días. Montecristi cuenta con un Centro de Información Turística (CIT) en la Casa Doña Emilia.

 

El clúster de este destino recomienda, dentro de la diversidad de actividades, rutas y excursiones que se pueden realizar en Montecristi, las siguientes:

  1. El Morro y los Caños. Es una excursión marítima que permite disfrutar de un trayecto dentro de manglares por los Esteros o Caños de Montecristi. El circuito incluye la visita a Isla Cabra y vuelta al Parque Nacional el Morro desde alta mar.  La Ruta ofrece la oportunidad de hacer Senderismo dentro de las viejas Salinas de Isla Cabra o caminatas hacia la cima de El Morro.
  2. Ruta los 7 Cayos. Este recorrido sale en bote desde San Fernando de Montecristi en Playa Juan de Bolaños o desde Manzanillo;se puede acceder al refugio de Vida Silvestre Cayo Siete Hermanos localizado frente a la Bahía de Montecristi, a cinco kilómetros mar adentro de Punta Luna. Esta ruta puede hacerse en 5 horas.

 

¿Sabías que? Los cayos son refugio de anidación de la gaviota patas rojas, un atractivo de primer orden para la observación de aves. Son visitados especialmente para ver su gran población de bubíes. También es hábitat de otras especies como el pelícano, tijereta, paloma coronita, canario de mangle, reptiles y mamíferos. En los arrecifes de coral habita una gran variedad de esponjas, peces de coral, tortugas marinas como el carey, el lambí, centollas y langostas.

 

  1. Ruta Los Manzanillo. Son muchos los atractivos naturales que se pueden visitar durante este recorrido: El Parque Nacional Estero Balsa; la Bahía de Manzanillo (1.5 hora desde Montecristi); la Reserva Refugio de Vida Silvestre la Laguna Saladilla(1 hora desde Montecristi), y la Playa y Muelle de Manzanillo, entre otros.
  2. Ruta Histórica. Consiste en un recorrido por el Centro Histórico de Montecristi, los comercios, los museos y la comunidad local.
  3. Rutas gastronómicas:
    1. Ruta del Chivo Liniero:Esta ruta envuelve al visitante en la tradición gastronómica más conocida de la región, que es el chivo preparado en todas sus formas, con mucho orégano y picante. Se recomienda al visitante hacer una parada obligatoria y probar el sabor dominicano de este manjar.
    2. Ruta Frutos del Mar: Permite que el visitante adquiera una visión de la gastronomía en la provincia, y sugiere degustar los platos elaborados en base a los frutos del mar, con sabor criollo.  Hay muchos lugares con vistas al mar. Es una ruta recomendada en toda estadía en Montecristi.
    3. Ruta Parque Nacional Subacuático. Esta ruta sale en bote desde Playa Juan de Bolaños en Montecristi o desde Playa Buen Hombre y constituye una experiencia única de disfrutar de la barrera y ecosistema coralino más importante del país.  Permite buceo deportivo y científico, velero, snorkeling y natación. Durante su recorrido se puede incluir, por vía terrestre, una visita a la Reserva Científica Villa Elisa: allí hay especies únicas de flora endémica dominicana como la orquídea cacatica.

Montecristi cuenta con un clúster turístico que ofrece diversidad de información sobre el destino. A través del mismo puedes encontrar informaciones sobre la oferta gastronómica, cultural, histórica y hotelera de la zona.

 

Enlaces de interés:
Clúster Turístico de Montecristi: http://venamontecristi.com/

¿Ya disfrutaste de las habichuelas con dulce dominicanas? #DominicanaOnline te invita este Viernes Santo a deleitarte con la @Lacheftita y su receta. https://m.youtube.com/watch?v=sWNLRr33ro8

Leer más...
© DominicanaOnline, El portal de la República Dominicana - Todos los Derechos Reservados